Skip to content

LA MACROBIOTA INTESTINAL

La microbiota intestinal es uno de los campos donde la ciencia está avanzando más rápidamente. Los descubrimientos se suceden continuamente, con múltiples estudios, aportando nuevos datos e información. Cada vez es más evidente que el estado y los cambios en la microbiota intestinal tienen un efecto en todo el organismo, no solamente a nivel digestivo, sino también a nivel global (sistema hormonal, sistema nervioso, aparato respiratorio, etc.

Entre 1 y 2 kg de nuestro peso corporal proviene de los microorganismos que tenemos en la piel, en las mucosas y especialmente en el intestino. Tenemos unos 100 billones de microorganismos repartidos por nuestro organismo, mayoritariamente bacterias, un 98%. El resto, el 2%, son virus, levaduras y parásitos, que viven con nosotros en equilibrio.

En el intestino, tenemos entre 500 y 1000 especies de bacterias diferentes. Cuanto mayor sea nuestra diversidad bacteriana, mejor será nuestro estado de salud. Cada ADN específico de cada bacteria tiene unas funciones concretas.

El sistema gastrointestinal humano está colonizado por más de 10^14 microorganismos mientras que nuestro organismo tiene 10^13 células, es decir, tenemos 10 veces más bacterias en nuestro organismo, que células humanas.

Macrobiota

El microbioma (conjunto de genes de los microorganismos presentes en nuestro cuerpo) tiene ¡más de 3 millones de genes! ¿Te imaginas cómo puede estar afectando toda esa información genética en nuestra salud? En este sentido, aún tenemos mucho por delante para investigar y descubrir.

La flora intestinal varía mucho de una persona a otra, porque viene condicionada ya desde el nacimiento, por nuestros genes, por el tipo de parto, por el tipo de lactancia, el estrés, la exposición a medicamentos, viajes a otros países, exposición a herbicidas, infecciones parasitarias, fúngicas o víricas… Y, sobre todo, nuestra flora intestinal está muy condicionada por nuestra alimentación.

La diversidad y riqueza de microbios que tengamos cada uno de nosotros a nivel intestinal, nos determinará una buena inmunidad y buena salud emocional, hormonal y endocrina.

Consulta de macrobiota en Madrid

Sin listas
de espera

Resultados el mismo día de la prueba

Atención personalizada

Enfocados en la prevención

El origen de tu macrobiota

Mientras estabas en el vientre de tu madre, empezaste a recibir las primeras bacterias en tu líquido amniótico y en la placenta, de la zona orofaríngea de tu madre. Por ejemplo, si tu madre tuvo periodontitis o encías sangrantes durante el embarazo, eso ha podido condicionar tu flora intestinal actual.

Con el nacimiento, continuaste tu particular colonización bacteriana. Así, un parto por vía vaginal te aportó bacterias procedentes de la flora vaginal y fecal de tu madre; pero si naciste por cesárea, tu primera flora intestinal estuvo formada, sobre todo, por las bacterias procedentes de la piel de tu madre. 

Esta flora bacteriana también se modificó en función de si recibiste lactancia materna o artificial. Incluso niveles elevados de estrés en las etapas sensibles del neurodesarrollo, habrán podido condicionar tu microbiota intestinal durante toda tu vida.

Por supuesto, los antibióticos que pudiste tomar en edad infantil, que destruyeron gran parte de tu flora intestinal,  no solo pueden haber condicionado tus problemas de estreñimiento, diarrea, colon irritable o enfermedades inflamatorias intestinales.

También tu tendencia al sobrepeso, a la diabetes, a problemas de ansiedad o una mala gestión del estrés, pueden estar relacionados con la microbiota intestinal que tuviste en tu infancia.
Sin embargo, a pesar de todos estos aspectos descritos, que son claves para nuestra microbiota, nuestra alimentación diaria condicionará en gran medida el tipo de bacterias y la diversidad que encontremos en nuestra flora intestinal actual.

Somos lo que comemos

Un cambio de nuestra dieta, suele cambiar nuestra flora intestinal en pocos días. De nosotros depende qué tipo de bacterias estén creciendo en nuestro intestino.

Por ejemplo, una dieta rica en proteína de origen animal y grasas saturadas (dieta occidental) se asocia a una mayor proliferación del enterotipo Bacterioides, asociado con resistencia a la insulina, obesidad e inflamación de bajo grado.

Las dietas ricas en fibra, hidratos de carbono, azúcares simples, se asocia a un mayor crecimiento del enterotipo Prevotella, típico de la dieta vegana. 

Una dieta rica en alcohol y ácidos grasos insaturados tendrá  más niveles de Ruminococcus que producirá múltiples síntomas secundarios a la disbiosis intestinal que una mala dieta produce. 

Análisis de la flora intestinal

Actualmente existen análisis de heces para poder realizar una evaluación integral de la salud de nuestra flora intestinal, a través de los cuales podemos obtener información precisa sobre la microbiota del paciente, su actividad metabólica, la permeabilidad intestinal, el nivel de inflamación, la toxicidad alimentaria y el proceso de digestión.

Los análisis más completos incluyen la determinación de:

  • Parásitos
  • Microbiota: Especies bacterianas, especies fúngicas, especies de Archaeas y genes funcionales.
  • Índices de salud intestinal: Firmicutes/Bacteroidetes; Bacteroides/Prevotella; Enterobacterias/Enterococcus; Clostridium coccoides/perfringens; etc.
  • Ácidos grasos de cadena corta (SCFA): Beneficiosos, Putrefactivos y SCFA de origen proteico.
  • Enzimas.
  • Marcadores intestinales: pH, Sangre Oculta, Calprotectina, antígeno Helicobacter pylori, beta-defensina, lactoferrina, EPX, IgA secretora, gliadina sIgA, elastasa pancreática, etc.
  • Ácidos biliares: Primarios, Secundarios y Sales Biliares 

A partir de los resultados obtenidos, el especialista en digestivo podrá determinar qué tipo de alimentos, suplementación y modificación del estilo de vida necesitará cada paciente, para volver a equilibrar su flora intestinal y mejorar o recuperar su salud y su equilibrio orgánico.

¿Cuándo debería hacerme un test de macrobiota?

Lo primero es descartar patología gastro-intestinal que requiera estudios y tratamientos específicos. Para ello debe acudir a un médico especialista en Digestivo o Medicina interna que evalúe los síntomas .

Muchos síntomas son claros de Disbiosis intestinal ( cuadro donde las bacterias están en desequilibrio ) y no requieren pruebas invasivas; con dieta específica en manos de nutricionistas expertos en Macrobiota pueden solventarse sin necesidad de realizarse pruebas de macrobiota.

Sin embargo es frecuente que estos pacientes lleguen a nuestras consultas ya tratados con antibióticos y con distintos probióticos que encontramos en el mercado por lo que analizar el macrobioma con test específicos nos ayudarán a cambiar la dieta inicialmente y utilizar los prebióticos o probióticos que nuestro organismo necesita. 

 

Estamos entrando en una nueva era de ver la medicina desde un punto de vista molecular donde las herramientas clínicas que teníamos hasta ahora no nos ayudan a diagnosticar y consecuentemente tratar los síntomas que cada vemos más en práctica clínica Hinchazón abdominal , fatiga, alergias o nerviosismo.

La palabra disbiosis intestinal cada vez aparece más en la práctica clínica, y el cambio de hábitos nutricionales y estilo de vida deben ser implementados de una manera individualizada una vez estudiado cada caso por un especialista que haya tenido formación en macrobiota.

La importancia y el éxito de los tratamientos va asociado al manejo multidisciplinar del especialista en el terreno de la nutrición y del aparato digestivo, liderado por gastroenterólogos. Desde nuestra Unidad podemos coordinar el control de los síntomas con nutrición individualizada tras la exclusión de patología médica que requiera tratamientos específicos.

Horario de atención para el médico especialista en macrobiota

9:00 a 14:00 | 16:00 a 20:00

Equipo médico

Digastric es la unidad de digestivo de HM Universitario Sanchinarro en Madrid. Contamos con un equipo de profesionales con gran experiencia y altas capacidades de atención preventiva, personalizada y participativa. En Digastric contamos con médicos especialistas en macrobiota

Aseguradoras y mutuas

En Digastric, contamos con acuerdos con las principales mutuas y aseguradoras nacionales. Si estás buscando especialista en macrobiota de Asisa, de Sanitas o de Adeslas en Madrid; confía en Digastric.

Servicios de Digastric

En Digastric, la especialización nos permite contar con una cartera de consultas que abarcan todas las afecciones relacionadas con el aparato digestivo.